Saltar al contenido

Actividades para bebés: tablero sensorial de otoño

Tablero sensorial de otoño

Cuando paseamos por el parque en otoño podemos encontrar un montón de materiales que la naturaleza nos brinda y aunque aveces no lo pensemos con ellos podemos hacer manualidades o como en este caso una actividad para bebés. Hoy os enseñamos a hacer un tablero sensorial con materiales muy fáciles de encontrar y que seguro al bebé le encantará ¿Vamos a verlo?

Como siempre decimos las actividades sensoriales son una herramienta para promover el desarrollo de nuestro bebé a través del juego. Los tableros sensoriales les encantan porque con ellos descubren nuevas texturas y colores, todo les llama la atención. Y en este caso vamos a elaborar uno con materiales de la naturaleza.

Materiales para tablero sensorial

Materiales necesarios:

  • Hojas secas de diferentes tamaños
  • Hojas verdes de diferentes tamaños
  • Ramas secas
  • Ramas verdes
  • Cortezas de árbol
  • Un trozo grande de cartón
  • Pistola de pegamento termofusible

Se trata de recolectar materiales diferentes. En esta época cuando paseamos por el parque ya empiezan a aparecer por el suelo las primeras hojas secas, pero también las podemos encontrar aún verdes; lo mismo ocurre con las ramas. Mientras más variedad recolectemos más atractivo le resultará el tablero a nuestro peque.

 

Cómo preparar un tablero sensorial de otoño para bebés:

 

Como hacer un tablero sensorial de otoño

Para preparar esta actividad otoñal Lo primero que haremos será clasificar los materiales por tipos. Si tenemos ramas muy largas las partiremos con las manos para nos entren dentro del cartón que nos servirá como soporte del tablero.

Luego iremos pegando los materiales sobre el cartón con la pistola de pegamento, formando grupos. Se trata de crear diferentes sectores según las diferentes texturas y colores para que el bebé las distinga primero con la vista: los contrastes de colores le llamarán la atención. Luego vendrá la experimentación a través del tacto.

Cuando tengamos la composición lista esperaremos a que el pegamento este completamente seco para poder enseñarle el tablero al bebé y comenzar a jugar.

Tablero sensorial para otoño

pasos para tablero sensorial

Al principio veremos que el bebé toca y mira todo sin centrarse demasiado en nada, pero enseguida empezará a interesarse por las diferentes texturas y colores del tablero.

Las hojas secas no se ven igual que las verdes, pero tampoco son iguales al tacto. Las secas probablemente las podrá romper, las verdes, no. Las ramas secas son rugosas y duras, las ramas más verdes son más blanditas al tacto. Las ramas con hojitas pequeñas son muy atractivas porque los bebés pueden meter la mano dentro. Todas estas cosas son las que podrá experimentar el peque mientras juega con el tablero.

Tablero sensorial de hojas y palos

Tablero sensorial paso a paso

Podemos colocar el tablero de pie (ayudándonos de algo que nos sirva de apoyo) o en el suelo, buscad la posición más cómoda para que el bebé pueda experimentar tranquilamente. Cada nueva cosa que descubra lo mantendrá entretenido. Como siempre decimos, todas las actividades para bebés que os proponemos deben realizarse siempre bajo la supervisión de un adulto. No olvidemos que cualquier parte del tablero que se despegue puede representar un peligro para ellos.

juego de bebes con tablero sensorial

Tablero sensoral de otoño con hojas

Dependiendo de la edad del bebé puede entretenerse con el tablero más o menos tiempo. También depende de cada peque. En cualquier caso, como la mayoría de vosotros habrá comprobado muchas veces que los objetos cotidianos son los mejores y más entretenidos juguetes para nuestros peques.

Esta es una manualidad fácil y barata y a los bebés les encantan este tipo de tableros, porque es a través de sus sentidos como exploran el mundo que les rodea, en todo es nuevo y sorprendente.

Consejos:

Esta actividad es adecuada para bebés de entre 5 y 12 meses, ya son capaces de sentarse solitos y empiezan a conocer el mundo que les rodea a través de los sentidos. Todas las actividades con bebés deben estar estrechamente supervisadas por un adulto, no olvidemos que cualquier objeto puede representar un peligro para ellos.