Logo

Cajita de los deseos

Cajita de los 1.000 deseos

Las actividades al aire libre son geniales para todos los niños. Hacen que se salgan de la rutina y se relacionen con su entorno. Así que por eso hoy os tenemos preparada una actividad súper mágica ideal tanto para hacer en otoño o en primavera, que es cuando más abundan estas flores. Esta actividad, no necesita mucha preparación, ya que se puede hacer un día que salgáis con vuestros peques de paseo por la naturaleza.

Se trata de !recolectar angelitos y hacerlos volar! Y para esto usaremos unas plantas muy lindas y conocidas,  que podemos encontrar muy fácil en muchos campos y praderas, se trata del famoso diente de león. Esta planta tan linda que florece casi todo el año y sus flores amarillas resultan muy familiares. Al madurar, forman un frágil globito blanco y lo más divertido de ellas es que al soplarlas, vuelan con el viento y es muy lindo de apreciar.

¡Parecen angelitos! Angelitos de los deseos, les solemos llamar 🙂

volando dientes de leon¿Quién no ha pedido un deseo en su niñez, soplando esas bellas flores? Esta actividad, a la que le daremos un toque mágico, la recomendamos para peques entre 3 y 8 años de edad.

Cajita de los deseos

Materiales

  • Una caja de cartón
  • Dientes de león

La actividad:

1. Lo primero es pasear por el parque con los peques en búsqueda de dientes de león. Son muy fáciles de conseguir (porque su forma se diferencia de las demás y se ven en casi todos lados donde haya pasto o junto los caminos.).

2. Recogerlas con mucho cuidado, ya que se vuelan con facilidad y guardarlas en la caja, hasta que logréis recolectar un montón.

Actividades con diente de leon

3. Al atardecer, llega el momento mágico. Subir con los niños a un lugar elevado, lo alto de una colina, desde la ventana también sirve… Será la hora de hacer volar los angelitos todos juntos aprovechando la brisa de la tarde y la hermosa luz del atardecer. Mientras se echan a volar los dientes de león aprovechar para pedir un montón de deseos y observar como los angelitos vuelan en todas direcciones.

 

Volar angelitos y pedir deseos

Nosotros pasamos una tarde mágica, los niños se divirtieron un montón recolectando los dientes de león y aún más cuando les tocó hacerlos volar y pedir deseos mientras apreciaban un hermoso paisaje. (Si los observas a contraluz, obtendrán una imagen preciosa digna de admirar y tomar fotografías, únicas para recordar este día con vuestros peques)

Consejos prácticos:

Si en un sólo día no recolectas bastantes angelitos, o bien no hay brisa suficiente para hacerlos volar esa misma tarde, puedes guardarlos en la caja y llevarlos a volar otra tarde.

Espero que os haya gustado esta idea 🙂 Con esta actividad comprobareis que no se necesita gran cosa para hacer a nuestros peques felices, muchas veces es cuestión de observar a nuestro alrededor, la propia naturaleza nos puede proporcionar momentos mágicos y tardes inolvidables.

Redactor: Vanessa fernandez. Fotografía: Rosa

Tu Comentario

Email (will not be published)

p-on