Saltar al contenido

El arte del garabato – Actividad de dibujo libre

El arte del garabato

¿Por qué no leer en voz alta, a la vez que tu niño dibuja?

El dibujo libre, además de tomarse como un pasatiempo que pueda tener un niño, es un ejercicio didáctico que lo ayuda a crecer físicamente porque le refuerza habilidades de la psicomotricidad fina que debe alcanzar en los primeros años del desarrollo.

El niño que dibuja de forma libre se siente inclinado a crear por su cuenta, a ser espontáneo y hacer uso de su fértil imaginación.

 Actividad de dibujar a través de cuentos

Los materiales

Los materiales que tu niño va a necesitar para dibujar de manera libre son los que te nombro a continuación:

  • Una hoja de papel grande. Puedes también usar varias hojas de tamaño estándar, pegarlas unas con otras usando cinta adhesiva por detrás y cubrir toda la mesa.
  • Lápices de colores, crayolas o rotuladores
  • Un libro de cuentos. Si buscas un cuento original que puedas leer desde el móvil, te recomiendo nuestro cuento de San Jorge y el dragón

La actividad creativa

Antes de pedirle al niño que te acompañe, tenlo todo dispuesto.

Prepara los folios de papel y luego, coloca los colores, las crayolas o los rotuladores en una esquina de la misma.

Coge el libro de cuentos y siéntate junto a la mesa; entonces, llama a tu niño diciéndole que le vas a leer un cuento que le gustará mucho. Cuando él llegue enséñale el libro e inicia la lectura.

El objetivo de este juego es que tu niño tenga iniciativa y, sin que se lo hayas pedido, comience a dibujar con los materiales que tiene sobre la mesa.

Es probable que use los personajes, las descripciones y la misma historia para hacer su dibujo, o que solo le dé por plasmar sobre la mesa los mismos diseños que siempre hace mientras te escucha. De cualquier manera, la lectura lo impulsará a ser más creativo.

No todos los días tiene la oportunidad de estar frente a una hoja de papel tan grande como la que tiene ahora. Estas nuevas dimensiones también le servirán de estímulo.

Ahora bien, si tu hijo es tímido, o si se sumerge en la trama de la historia que le lees y no le presta asunto a la mesa que tiene dispuesta, señálasela y pídele que te dibuje alguno de los protagonistas del cuento. No obstante, si no quiere ponerse a dibujar porque prefiere prestar asunto a la historia, continúa leyendo y no quieras desviarle la atención hacia el papel y los lápices de colores.

Dibujo libre sobre la mesa cubierta de papel

Mamá, ya sea que el niño dibuje por su cuenta o se mantenga concentrado en la trama del cuento y no quiera hacer nada más que eso, una vez llegues al final de la lectura cierra el libro y háblale sobre el cuento que le acabas de leer.

Hazle preguntas y comenten sobre el final del cuento y lo que les pasó o les dejó de pasar a sus protagonistas.

Cuando terminéis de conversar, si tu peque dibujó sobre el papel hablar sobre su obra; si no quiso dibujar, recoge los lápices de colores y ponte a hacerlo tu misma mientras le pides que te acompañe.

Comentar ideas, pregúntale si le gusta lo que dibujas, pídele opiniones y haz lo mismo con el trabajo que él realiza.

Aunque no hayas podido cumplir tu objetivo inicial (que tu hijo dibujara mientras le leías) ejercita su mente y hazle recordar la historia. Buscar alguna de las partes o los personajes que más le agradaron y poneros manos a la obra.

DESPIERTA SU CREATIVIDAD CON ACTIVIDADES FÁCILES

Accede al PLAN con cinco semanas de actividades CREATIVAS

ARTividades ebook actividades preescolar creativas