Saltar al contenido

Actividad de escalar una montaña de nieve

Hoy os proponemos escalar una montaña de nieve… ¡sin salir de casa! Vamos a hacer una sencilla actividad para desarrollar la motricidad gruesa, quese puede realizar con bebés a partir de 10 meses (o cuando comiencen a gatear), regulando la altura de la “montaña”.

Con esta actividad, además de divertirnos muchísimo, trabajaremos sobre el equilibrio, la destreza y la coordinación motora.

Materiales necesarios

  • Cojines de varios tamaños
  • Una sábana blanca (mejor si es ajustable)

Cómo se hace

  1. Para preparar la montaña, vamos a hacer una pila de cojines en el suelo. Según la edad de nuestro peque, pondremos más o menos cojines, creando diferentes alturas para que escale. Tendremos cuidado de que no haya muebles u otras cosas con las que se pueda golpear si cae rodando hacia los lados de la montaña.
  2. Cubrimos la pila de cojines con la sábana.
  3. ¡Nuestra montaña de nieve ya está lista para ser escalada!

Además de trepar por ella, también podemos jugar con nuestros cochecitos…

… ¡y también meternos dentro de la montaña!

Quién puede hacer esta actividad

  • Bebés a partir de 10 meses: la edad es orientativa, este juego puede hacerse a partir de cuando comienzan a gatear bien. Inicialmente haremos una montaña baja, una sola capa de cojines, para los bebés esta altura ya será un reto.
  • Bebés a partir de 1 año: cuando ya caminan seguros, podemos ir agregando cojines para crear diferentes alturas para que puedan trepar. Siempre estaremos cerca para evitar caídas peligrosas.
  • Bebés a partir de 2 años: nuestros peques disfrutarán como locos trepando, lanzándose, desarmando la montaña. En esta etapa se mueven con seguridad y no hace falta que estemos muy cerca, podemos controlarlos a unos pasos de distancia, ¡sentados cómodamente!

Para qué sirve esta actividad

Escalar la montaña de nieve es una actividad que desarrolla la motricidad gruesa. La motricidad gruesa es la que involucra la coordinación de los movimientos y el equilibrio, además de la fuerza, agilidad y velocidad que hace falta para cada uno de ellos. Involucra varios grupos de músculos: caminar, saltar, gatear, etc.

Consejos prácticos

  • Los niños deben estar siempre bajo la supervisión de un adulto
  • Las edades que os sugerimos son orientativas, dependen del desarrollo de cada niño.

¿Te ha gustado esta actividad para poner en práctica con tu hijo?

DESPIERTA SU CREATIVIDAD CON NUESTRO PLAN DE ACTIVIDADES DE INVIERNO

Accede al PLAN con cinco semanas de actividades CREATIVAS

 

Actividades de invierno preescolarRedactor: Cintia – Reportajes: Vero