Saltar al contenido

Ideas para una boda natural y vintage

Ideas para bodas

La última tendencia en bodas son las ceremonias al aire libre, con un estilo natural y algo vintage, ¿lo habéis notado? Madera, flores naturales, carteles vintage, cestas… si estáis pensando en una decoración de boda vintage no os perdáis lo que os vamos a contar hoy: hemos recopilado un montón de ideas y consejos para dar a vuestro día especial ese toque natural y handmade que también caracteriza el espíritu de Manualidades Infantiles

Las claves de una decoración de bodas natural y vintage

Como decíamos, las claves de esta tendencia en bodas son los materiales naturales, sobre todo la madera, las plantas y flores y un toque vintage algo romántico. Este aire “antiguo” se logra con accesorios decorativos que parezcan tener historia, haber sido vividos: cestas de mimbre, cajas de madera, viejas maletas, linternas, etc.

La madera, protagonista absoluta


La madera es el material estrella: podemos usarla natural, es decir bajo forma de troncos y ramas, o utilizarla en todo tipo de decoraciones que además tengan una función práctica: carteles que indiquen a los invitados dónde se encuentran las diferentes “zonas” de la fiesta (baile, aperitivo, banquete, tarta, etc); seating plan boda y meseros para que todos encuentren su sitio; pero incluso el libro de firmas, los detalles para los invitados y hasta las invitaciones de boda pueden ser en madera, ¡qué original!

Que no falten las flores


En una boda natural y vintage no pueden faltar las flores: pero nos alejaremos de los clásicos como las rosas rojas o blancas prefiriendo flores de colores, sobre todo colores cálidos, combinadas con espigas de trigo, plantas aromáticas, eucalipto… la palabra clave es “naturalidad”: en una boda de este tipo no veremos raso, lentejuelas o pedreríos, vestidos principescos y novios en frac; la consigna es relajarse y dejarse llevar por lo que la naturaleza transmite…

Detalles originales para sorprender

Lo originalidad también es un pilar de una boda natural; se puede sorprender con decoraciones inesperadas como la bicicleta que hemos visto en la imagen de arriba; incluir objetos con historia familiar, como puede ser una maleta de la abuela, fotos antiguas de la familia, regalar a los invitados algún producto artesanal, etc.

Una boda personalizada

Los detalles personalizados, que reflejan el mimo y el afecto de los novios por las personas que han escogido para que compartan este importante momento con ellos, son algo que los invitados valorarán mucho. Encontrarse con un detallecito con el propio nombre en la mesa; que se haya tenido en cuenta en el menú si alguien es intolerante, o vegano, etc; que las familias con niños se encuentren a gusto, por ejemplo con una zona de cambiador para los bebés, o actividades para entretener a los peques mientras los papis disfrutan de la fiesta, etc.

En este sentido, para mantener el espíritu de la boda, os sugerimos actividades que tengan que ver con la naturaleza y la creatividad: si la boda es al aire libre, se pueden contratar monitores que hagan con los peques actividades como las que os proponemos aquí en Manualidades infantiles: buscar tesoros entre las hojas; cajitas de los deseos; mandalas de la naturaleza, etc.

Para terminar, y resumiendo lo expuesto hasta ahora, en una boda vintage y natural la simplicidad y la vuelta a los materiales naturales, sencillos y cargados de vivencias, es la elección que mejor paga… ¿Qué os parecen estas ideas?