Logo

Juego del suelo es lava

Juego del suelo de lava

El juego del suelo de lava es un excelente ejercicio para estimular la motricidad gruesa de tu peque. Si tiene entre 2 y 3 años de edad ya se encuentra fuerte para someterse a esta práctica. Con ella, además de fortalecer la musculatura de sus extremidades inferiores aprenderá a equilibrarse mejor.

Si tu hijo es más grande el juego del suelo de lava le servirá para ejercitarse y divertirse.

 

Los materiales

En esta actividad precisas contar con:

  • Hojas de papel gruesas que sean resistentes (blancas o de colores). También pueden ser cartulinas. Ten en cuenta que deben ser gruesas porque deberán sobrevivir a los deslizamientos de uno o varios niños
  • Cinta adhesiva ancha

La preparación de la actividad

El juego del suelo de lava es una actividad de interior ideal para hacer en días lluviosos, de frío o mucho calor, cuando tu hijo esté de vacaciones y no tengas cómo entretenerlo.

La práctica consiste en sujetar con cinta adhesiva unos cartones o papeles resistentes al suelo, que puedan soportar el rigor de la actividad.

Deben estar situados a una distancia acorde a la altura y la edad de tu hijo. Si los pones muy pegados, será muy fácil que él se desplace de uno a otro y entonces el juego perderá su propósito; pero si los dejas demasiados separados él no podrá alcanzarlos y, dada su constante frustración, querrá abandonar el ejercicio. Por ello, las hojas necesitan estar a la distancia exacta para que él tenga que hacer un esfuerzo a la hora de alcanzarlas.

Una vez que las sitúes pon cinta adhesiva por todo su alrededor para que se fijen bien al piso. Cuando termines, la habitación donde hayas elegido hacer la actividad te quedará toda cubierta.

Juego del suelo de lava

Para realizar el juego del suelo de la lava tu hijo deberá andar sobre las piedras colocadas en el piso y evitar, por todos los medios, caer en la lava que corre a su alrededor. Como los peñascos de roca están algo distanciados él necesita saltar y hacer un gran esfuerzo cada vez que se disponga a avanzar. Con el objetivo de no ser “devorado” por la lava, en cada brinco, debe mantener el equilibrio y ser exacto.

La meta del juego estará situada en alguna esquina de la habitación en donde le aguardará un buen premio, pero, en caso de que pierda el equilibrio y caiga dentro de la lava, ahí terminará su posibilidad de obtener el trofeo y deberá comenzar desde el principio.

Mamá, si deseas hacer el juego de manera más competitiva pídele al niño que invite a algunos de sus amigos. En este caso, los pequeños deberán comenzar a avanzar desde diversos extremos de la habitación para llegar al centro de la misma en donde, esta vez, deberá estar la meta.

No debe haber trampas, nadie puede ponerle zancadillas a nadie y menos empujarse entre sí para que el rival caiga dentro de la lava. El niño que cometa alguna de estas faltas quedará descalificado.

Lo que sí se puede es ayudar a otro compañero y formar pequeños equipos según la empatía que se tenga para ganar en fuerza y tener mayor posibilidad de llevarse el galardón.

Para que los niños recuperen sus energías termina la actividad con una buena merienda y, sobre todo, con agua y zumo de frutas naturales en abundancia. Luego, todos deberán ayudarte a recoger y a devolverle a la habitación todo su amueblado.

Actividad: Andria

Tu Comentario

Email (will not be published)

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles ACEPTAR

Aviso de cookies
p-on