Logo

Tambor de juguete casero

Tambor de goma eva

¡Aprende cómo hacer un divertido tambor de juguete con goma eva y una lata reciclada ! Esta actividad es ideal para los niños pequeños ya que se logra con pocos pasos y además se divertirán un montón mientras elaboran la manualidad.

tambor-materiales

Materiales

  • Una lata vacía
  • Pistola de silicona caliente o pegamento
  • Goma eva de varios colores
  • Un bolígrafo
  • Tijeras

Paso a paso

  1. Lo primero que debes hacer es coger una lámina de goma eva del color que quieres que sea la base de tu tambor. Sobre ella, marca con el bolígrafo un rectángulo que coincida con las medidas de tu lata. La idea es que este rectángulo la cubra completamente (así como ves en nuestra fotografía).
  2. Utiliza las tijeras para recortar el rectángulo que acabas de marcar y con el pegamento de silicona caliente pégalo sobre la lata.
  3. Sobre otro color de lámina de goma eva, coloca la lata y traza un círculo alrededor de ella. Es importante que es círculo sea más grande que la base de la lata.
  4. Utiliza las tiijeras para recortarlo.

tutorial tambor reciclado

5. Coge de nuevo la pistola de silicona caliente y pega el círculo sobre un costado de la lata (así como te enseñamos en la foto de abajo)

6. Ahora viene la parte de los detalles: Recorta tiras de goma eva para adornar tu tambor. Puedes utilizar los colores que desees. En este caso nosotros recortamos dos tiras rosadas brillantes para tapar el sobrante de la goma eva blanca y otras más finitas en color rojo para hacer los detalles del tambor (que las pusimos en forma de X).
Como hacer un tambor

7. Para finalizar, utiliza de nuevo la silicona caliente para pegar todas estas partes y obtener un hermoso tambor.
Tambor de goma eva

¿Verdad que fue muy sencillo? Esperamos que hayáis disfrutado mucho con esta manualidad 😀

Consejos prácticos

  • Al realizar esta actividad con niños pequeños es recomendable que no manipulen la pistola de silicona caliente sin supervisión de un adulto.
Redactor: Vanessa Fernández. Fotografía: Cintia Scianna

 

p-on