Saltar al contenido

Bandeja de arena para dibujar

Actividad sensorial dibujo sobre arena

La bandeja de arena o sal es un material sensorial que se utiliza, por ejemplo, para introducir a los peques a la lectoescritura en el método Montessori. Es una actividad sencilla de realizar que estimula y desarrolla la motricidad fina, y puede servir para hacer muchos tipos de actividades.

En la bandeja de arena se dibuja con el dedo. Puede utilizarse con tarjetas dibujadas que los niños deben reproducir sobre la arena, o también para el juego libre. Nosotros hoy os proponemos dibujar sobre sal (o arena) siguiendo unas tarjetas para imprimir gratis con líneas y trazos de diferentes formas. Hemos preparado tarjetas con dibujos grandes para los niños a partir de 2 años, y tarjetas con dibujos más pequeños y actividades accesorias para niños de preescolar.

Dibujar líneas curvas y rectas en la bandeja de arena es una actividad de preescritura, es decir que prepara a los niños para aprender a escribir.

Materiales necesarios

Materiales para actividad con arena sensorial preescolar

    • Caja grande de cartón o madera
    • Sal fina o arena
    • Tarjetas imprimibles. Podéis descargar todas las tarjetas con dibujos grandes y la tarjeta con actividades para niños de preescolar, junto con el dado para jugar, se descargan aquí

Paso a paso

  1. Preparamos el material antes de presentarlo a los peques. Echamos la sal o arena en la caja y la distribuimos pareja. Descargamos las tarjetas que necesitemos e imprimimos. Si vuestros peques tienen más de 3 años podéis imprimir la hoja de actividades y si queréis, los cuadrados para pegar en el dado. Necesitaréis hacer un dado de cartón y pegar en cada lado una de las imágenes que os dejamos, hay más de las que entran en un dado, escoged las que queráis.
  2. Ya estamos listos para comenzar. Nosotros hemos hecho la actividad con nuestro peque de 2 años, por lo que hemos usado las tarjetas con dibujos grandes. Más adelante os explicamos cómo usar la hoja de actividades y el dado.                                      Bandeja de arena juego creativo para preescolar
  3. Ponemos las tarjetas al lado de la bandeja y pedimos a los peques que reproduzcan los dibujos sobre la sal Bandeja de sal Montessori
  4. Cuando terminamos con un dibujo, alisamos la sal o arena para volver a comenzar     Bandeja de arena para dibujar

Quién puede hacer esta actividad

  • Niños a partir de 2 años: en esta etapa aún no son capaces de controlar completamente los movimientos necesarios para reproducir los dibujos. Con esta actividad mejorarán la motricidad fina
  • Niños a partir de 3 años: la motricidad fina está cada vez más desarrollada. De a poco irán mejorando la precisión de los movimientos, es el momento para comenzar con las actividades de preescritura. El juego que os proponemos en la tarjeta de actividades consiste en tirar el dado para ver qué dibujo tenemos que hacer sobre la sal, y luego repasarlo con el dedo también sobre la tarjeta.

Para qué sirve esta actividad

La bandeja de arena o sal puede usarse en diferentes etapas de la evolución infantil, con diferentes finalidades. Los niños a partir de 2 años pueden desarrollar la motricidad fina tratando de reproducir los dibujos de las tarjetas. No os preocupéis si no lo logran, de cualquier manera estamos estimulando su capacidad de observación y su motricidad.

Los niños de preescolar pueden comenzar con las actividades de preescritura. ¿Os acordáis de los palotes y círculos que nos hacían hacer en el cole? Pues de eso se tratan, justamente las actividades de preescritura, de preparar a los niños para el siguiente paso, es decir para la escritura. No todos los niños están listos a la misma edad, algunos lo lograrán antes que otros.

El paso siguiente, una vez que dominan bien los dibujos de líneas curvas y rectas con diferentes ángulos, es presentarles tarjetas con letras y números.

Consejos prácticos

  • Los niños deben estar siempre bajo la supervisión de un adulto
  • Cada niño tiene su ritmo, no os preocupéis si no logra dibujar o si no se interesa por la actividad. Podéis probar nuevamente en otro momento, sin presionarlo.
  • Para estimular a los peques no os centréis nunca en los errores, sino en los logros.

Reportaje: Vero – Textos: Cintia