Saltar al contenido

Juego sensorial de invierno con caja de luz

Actividades para mesas de luz

La caja de luz es un material didáctico y sensorial muy atractivo para niños de diferentes edades. Permite experimentar mezclas de colores utilizando materiales traslúcidos, observar a contraluz todo tipo de objetos, jugar con arena o harina dibujando con los dedos sobre ella y muchas cosas más.

Hoy vamos a usarla para hacer un juego sensorial de invierno, en el que jugaremos con animales que viven en los polos. Si tenéis animales de juguete podéis usarlos, nosotros hemos preparado unos animales polares para imprimir para que todos puedan jugar. Esta actividad sensorial puede hacerse con bebés a partir de 1 año y también con niños de preescolar. Si no tenéis una caja de luz no os preocupéis, también os dejamos el enlace al tutorial donde os hemos explicado cómo hacer una casera muy sencilla.

Materiales necesarios

Actividades sensoriales con caja de luz

Paso a paso

  1. Si no tenemos animales de juguete, prepararemos los nuestros con los imprimibles. Imprimimos las dos hojas en cartulina, recortamos sin seguir bien el contorno, solo respetamos las líneas de los rectángulos de base. Plegamos en la línea de apoyo y en el centro. Pegamos los dos lados del animal, y luego recortamos.  Juegos sensoriales con animales
  2. Ya estamos listos para jugar. Encendemos la caja de luz, colocamos encima los papeles que serán nuestro Mar Ártico o Antártico, los recipientes y los animales Caja de luz
  3. En este juego pueden participar los hermanitos mayores, que pueden guiar a los más pequeños y proponerles juegos con los animales 
  4. Dejamos que los niños experimenten libremente. Los bebés tocarán, pondrán y quitarán, golpearán, etc. Los niños de preescolar podrán jugar con los animales, crear historias… 

Quién puede hacer esta actividad

  • Bebés a partir de 1 año: para ellos será un juego puramente sensorial: explorarán las formas, pondrán y quitarán los recipientes y los animales, descubrirán que las cosas se ven de manera diferentes sobre la caja o fuera de ella, etc.
  • Niños de preescolar: a partir de esta edad podrán jugar usando la caja de luz como un escenario, desarrollando historias con los animales. Podemos incluir otros juguetes como por ejemplo barcos, podemos leer un cuento relacionado, hablarles de los polos, cómo allí siempre hace frío, etc.

Para qué sirve esta actividad

Para los bebés se trata de una actividad que estimula los sentidos: la vista, el tacto, etc. También desarrolla la motricidad, tanto la gruesa – que involucra la coordinación de los movimientos y el equilibrio, además de la fuerza, agilidad y velocidad que hace falta para cada uno de ellos- como la fina, que hace referencia a movimientos voluntarios mucho más precisos, que implican pequeños grupos de músculos.

Para los niños de preescolar, esta actividad estimula la curiosidad y nos permite introducir nuevas nociones como las estaciones, la diferencia entre frío y calor, los animales que viven en climas fríos, etc. Cuando se juega con otros niños y cada uno tiene un rol en la representación de la “historia” que se va inventando con el juego, también se estimulan las habilidades sociales.

Consejos prácticos

 

Conoce nuestro eBook Especial INVIERNO con todo un mes de actividades invernales planificadas. 

 

Actividades de invierno preescolar

convertkit