Saltar al contenido

Cómo hacer un grabado

Hoy vamos a aprender la técnica del grabado, practicándola con los niños, de una forma muy divertida y muy simple de hacer, utilizando los maravillosos materiales reciclados como, por ejemplo en esta ocasión, envases de tetrabrick o bandejas de porexpán.

En casa, cada día nos deshacemos de grandes cantidades de este tipo de envases así que, un buen día, se nos ocurrió experimentar con ellos cómo hacer grabados y la verdad es que nos sorprendió muy gratamente, pues nos dimos cuenta que es un material gratuito y sencillo de utilizar, para que los peques aprendan esta técnica artísitica de la forma más fácil que podemos imaginar.

En este taller ARTividades que publicamos cada semana en nuestro canal de YOUTUBE (del cual podéis también participar activamente desde el fantástico grupo RetoARTividades en Fb),

Es una idea genial para que nuestros niños empiecen a experimentar con diferentes técnicas artísticas, en este caso la técnica del grabado.

Grabado sencillo para niños
Grabado sobre porexpán

Grabado para niños con material reciclado

Materiales necesarios

  • Envases de porexpán (bandejas) o envases de bricks.
  • Pinturas.
  • Pinceles.
  • Base de cartulina blanca o acuarela.

Cómo hacer un grabado sencillo paso a paso

  1. Selecciona y guarda todos las bandejas de porexpan y los brics que utilizas en tu compra diaria.
  2. Recorta la base de la bandeja o del bric que te servirá para hacer la matriz de vuestro flamante grabado.
  3. Marca con un lápiz u objeto punzante el dibujo o mensaje que queráis plasmar.
  4. Pintad toda la superficie con la pintura.
  5. Pon la plancha sobre la cartulina y aprieta bien con las manos para que quede todo parejo.
  6. ¡Ya tenéis vuestro grabado! ¿A que es sencillo?
  7. Puede limpiarse la base y practicar con más colores.
Tecnica del grabado

¿Qué es el grabado?

El grabado es la técnica artística que permite grabar letras, dibujos o formas sobre una superficie rígida llamada “matriz”, dejando una huella que después se rellena con tinta y es transferida por presión a dicha matriz, que puede ser de los materiales más diversos: papel, tela, madera, cobre, cinz, piedra litográfica, linóleo, etc., obteniendo varias reproducciones de la misma estampa.

Técnicas de grabado

¿Cuales son las diferentes técnicas de grabado? Son muchas y variadas, según el modo de realizarlo, las dimensiones que necesitemos, la plancha grabadora, la matriz elegida y el tipo de pintura, si bien todas ellas tienen la misma base común, anteriormente descrita.

Aquí debajo os voy a citar las más comunes:

Grabado en hueco

Llamamos grabado en hueco a la técnica en la que se usa como plancha un molde de piedra, metal o madera. Este tipo es el comunmente utilizado para acuñar medallas o formar sellos.

La técnica del grabado en hueco, como su mismo nombre indica y, al contrario del grabado en relieve, consiste en vaciar los negros (es decir, de un dibujo en blanco y negro, vaciaríamos los negros), tallándolos en la matriz para obtener un grabado en hueco. La plancha será justamente el negativo del dibujo original que se reproducirá a la inversa en la matriz obteniendo el resultado final.

También se le llama grabado calcográfico o calcografía y es el precursor del huecograbado en las artes gráficas. Las tallas pueden realizarse tanto con objetos punzantes como con ácidos corrosivos.

Grabado en relieve

La técnica del grabado en relieve, también llamado impresión tipográfica, incluye la xilografía y el linograbado. Reproducimos sobre el papel el plano que queda en relieve. Esta técnica es muy antigua, como verás más adelante.
La xilografía implica el grabado a contrafibra sobre una plancha de madera cortada en el sentido longitudinal del árbol y en el linograbado se utiliza aceite de linaza y polvo de corcho prensado sobre arpillera. A diferencia del anterior, permite grabar en todas las direcciones, pero no permite el potencial expresivo del que se consigue sobre madera.

Grabado aguafuerte

La técnica del grabado con aguafuerte es uno de las llamadas técnicas indirectas. Se inició aplicando cera (y posteriormente barniz) sobre una matriz de metal (zinc, hierro, acero, latón, cobre…), marcando el dibujo o mensaje sobre ella e introduciéndolo en un baño ácido que corroe el metal por las zonas marcadas. Los surcos son más profundos cuanto mayor sea el tiempo de inmersión.

Grabado inglés

Con la técnica del grabado inglés, los grabadores del siglo XVIII reprodujeron obras de eminentes pintores. Partían de una plancha de cobre a la que aplicaban barniz y sobre él trazaban el dibujo que posteriormente se tallaría en una serie de puntos, más finos o gruesos según el dibujo. Se vertía el aguafuerte y, una vez quitada la capa de barniz se marcaba con la punta seca y el buril curvo, consiguiendo así las sombras claras.

Un poco de historia del grabado

La historia del grabado, como ya hemos indicado, se originó en China, a raíz de la invención del papel hacia el año 105. Inicialmente se pasó a la xilografía o grabado en madera, en el que posteriormente se inspiró la imprenta.  En la Europa de los siglos XIV y XV, se descubrieron las técnicas calcográficas como el aguafuerte y la aguatinta, así como las planográficas como la litografía y el grabado que, en manos de los copistas y artistas,  alcanzó altísimas cotas de virtuosismo.

Paulatinamente se pasó de la reproducción de obras pictóricas a iniciar los grabados por sí mismos como obra artística, siguiendo los mismos sistemas originales e introduciendo nuevos medios que iban permitiendo distintas posibilidades estéticas.

El grabado se presenta como una herramienta que nos permite generar calidades muy curiosas (collage, montajes, estampaciones sobre otros materiales aparte del papel etc.).

Ver más sobre cómo hacer grabados: