Saltar al contenido

Murciélago con Pintura de Dedos

Un murciélago bien personalizado es este que proponen en el País de los enanos, para los más pequeños.  Cada niño dejará la huella de su mano en el ala del murciélago, lo cual causará mucha hilaridad entre los presentes, por la simpática  conexión entre el niño y el murciélago.

murcielago con pintura de dedos

MATERIALES NECESARIOS: Cartulina , molde del murciélago, pintura de dedos negra.

ELABORACIÓN: Sobre cartulina blanca dibujar el murciélago. Dibujar la forma del cuerpo y cara del murciélago. Aquí es donde entran los más pequeños… Les ponemos un plato con pintura de dedos de color negro y, mojando sus manitas en ella, las estampan sobre las alas del murciélago… logrando así una “simbiosis” niño-murciélago…¡muy divertida!! 🙂

Autor de esta manualidad: Montse Fernández